• Alba de Tormes
  • Salamanca
  • Candelario
  • La Alberca
  • Ciudad Rodrigo
  • Béjar | La Covatilla

Alba de Tormes

La relevancia de Alba de Tormes queda de manifiesto en el Fuero concedido por Alfonso VII en 1140. En 1429 Don Gutierrez Álvarez de Toledo se convierte en el primer señor de la Casa de Alba. En la época de Carlos V y Felipe II será cuando la Villa alcance fama mundial de la mano de Fernando Álvarez de Toledo, el Gran Duque de Alba y muy especialmente de la Doctora de la Iglesia, Santa Teresa de Jesús, patrona de la Villa y donde reposa actualmente su sepulcro y las reliquias del brazo y el corazón. Durante ese tiempo Alba de Tormes se convierte en uno de los focos de cultura más importantes de España. En ella vivieron: Lope de Vega, Garcilaso, Calderón de la Barca o Juan de la Encina, entre otros.

Más información

Salamanca

En 1988 Salamanca fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Cuenta con un importante patrimonio arquitectónico, entre el que destacan sus dos catedrales: la Catedral Vieja y la Nueva, la Casa de las Conchas, Plaza Mayor, el Convento de San Esteban, las Escuelas Mayores, Fachada de la Universidad (donde es tradición buscar la famosa rana)… En 2003, la Semana Santa de Salamanca fué declarada de Interés Turístico Internacional. En 2002 Salamanca fue Capital Europea de la Cultura. En 2005 acogió la celebración de la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno y desde el mismo año celebra anualmente el Festival Internacional de las Artes de Castilla y León.

Más información

Candelario

Candelario, en el espacio natural de la Sierra de Candelario, está rodeado de espectaculares bosques de robles y castaños, con elevaciones superiores a los 2000 metro. Ha sido declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Sus empinadas calles están recorridas por "regaderas": pequeños canales con agua cristalina recogida de los neveros de la sierra. Sus casas son muy características, con muros anchos de piedra, grandes balcones de madera destinadas al secadero de embutidos, tejados de grandes aleros para protegerlas de la nieve, y las célebre "batipuertas", típicas de la arquitectura popular de lugares montañosos. Con cotas realmente altas, presididas por el pico Calvitero, a más de 2.400 metros de altura, sus bosques ascienden por las laderas de la sierra, y con arroyos, lagunas, circos glaciares acompañados de una variada fauna y fauna, podrá disfrutar de la naturaleza.

Más información

La Alberca

Está situada en una zona de incomparable belleza natural y paisajística, la Sierra de Francia. Fue la primera población rural de España declarada Monumento Histórico Nacional en 1940. Un recorrido por su centro histórico deja al descubierto el sabor tradicional de sus casas y calles, construidas hace siglos. La Plaza Mayor, de planta cuadrada y rodeada de soportales con columnas, continúa siendo el centro de la vida social de la localidad. Uno de los principales atractivos de esta zona es la diversidad y la belleza de sus alrededores. Por un lado se puede ver granito, pizarra y cuarcita mezclados con una variada vegetación salvaje y por otro lado los bellos y frondosos bosques de robles, castaños, pinos, nogales, manzanos y almendro. En La Alberca existe la tradición de tener un cerdo suelto por las calles del pueblo que es alimentado por los vecinos. El cerdo, llamado "marrano de San Antón", es bendecido el 13 de julio y liberado por las calles del pueblo. El día de San Antonio Abad , el cerdo es rifado ante las puertas de la iglesia. Los beneficios van destinados a la cofradía de San Antón.

Más información

Ciudad Rodrigo

En 1944 fue declarada Conjunto Histórico-Artístico. La antigua Miróbriga es un auténtico paraíso de piedra situado entre los parques naturales de la Sierra de Francia y de las Arribes del Duero, muy cerca de la frontera portuguesa. Las calles medievales de Ciudad Rodrigo están repletas de palacios y casas señoriales, ventanas en ángulo, frisos, escudos, etc.

Más información

Sierra de Béjar | La Covatilla

La estación de esquí Sierra de Béjar - La Covatilla, se caracteriza por la amplitud de sus pistas en suave pendiente, donde el cuidadoso tratamiento del manto nivoso proporciona unas magníficas condiciones para la práctica del esquí, resultando ideal para disfrutar del deporte blanco en familia. En sus instalaciones podrá encontrar todo lo que pueda necesitar para una jornada completa de esquí: equipos de alquiler, prendas de montaña y material de protección, profesores de esquí cualificados, cafeteria restaurante autoservicio, un magnífico taller para poner a punto su equipo ..., incluso un chiqui-park para que los más pequeños descansen seguros mientras usted disfruta tranquilamente de la nieve.

Más información